Ir al contenido principal



Tengo un par de años trabajando, indirectamente, para el labor center de UCLA. He podido hacer trabajo de activismo de forma más o menos estructurada y me gustaría poder meterle más tiempo pero a esto le tengo que sumar las clases que imparto de lengua y de arte, y bueno, la tesis. Lo que sí puedo decir es que el activismo es un trabajo dificilísimo y que las personas que mejor lo hacen son empujadas por  un motor de combustión interna que se nutre de un coctel-combustible muy interesante: ira causada por la injusticia, no enojo, ira; ego, pero eso está en el combustible de todos; memoria, mucha memoria, muscular, histórica, personal y colectiva; claridad, a pesar de lo complejo de todo problema pueden ver claramente la injusticia y cómo intentar resolverla. Seguro este coctel tiene otros ingredientes, lo que sí es que este combustible les dura horas y horas, días y días, meses, y cuando se les acaba llegan a un paro profundo, una cama fría y se cubren con capas y capas de cobijas y cada cobija es una injusticia contra la que lucharon y contra la que no pudieron y estas cobijas pesan y no se pueden mover porque entienden que el frío viene de adentro. Están ahí, aislados, apagados hasta que el tanque se llena lentamente, también desde adentro y vuelven a salir de bajo sus cobijas y los volvemos a ver radiantes, marchando a la punta, iniciando la consigna desde alguna esquina, hablando, organizando. Los vemos en acción y entendemos, rápido y tristemente, que ese combustible no nos tocó y que somos esos que pasan los vasos de agua en el público al costado de la maratón, esos que repiten la consigna, mal al principio y luego con más y más fuerza, hasta que se logra el estruendo que necesitamos para que algún día cambien las cosas.

pásen a ver la chamba si gustan UCSD Community and Labor Project 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vine a tecolotlán a acompañar a mi padre, un tal Marcos Ramirez.

El se fue del pueblo un día que su madre le dijo que para él ya no había más tortillas, tenía 12 años.
Yo vine a teco a impedir que comiera muchas tortillas (por el diabetes) pero le dejo que como un par, porque me da miedo que se me vaya, un par nomas.

Los Zepeda. mañana posteo los recuerdos de los Zepeda.
Louie Navarro

Pescadores; de lo perdido, lo que aparezca.

La fotografía es un atentado contra la muerte. Louie Navarro se aferra con sus imágenes a un final digno, nos hace pensar que no todo está perdido, nos convierte en espectadores de sus duelos contra el tiempo y lo perecedero. Louie levanta la cámara cuando está tirado en el piso, herido de gravedad, consciente del poco tiempo que le resta, que nos resta. Dispara, obturador que se abre para dejar registro de que se luchó hasta el final. Se podría pensar que estos últimos disparos nunca dan en el blanco, que son simplemente un testimonio de dignidad, sin embargo en nuestro imaginario de duelos son estas última balas disparadas desde el suelo las que nos regalan un final feliz.

El trabajo fotográfico de Louie Navarro tiene los tintes trágicos de una lucha perdida; de un oeste salvaje e indomable. La foto-documentación de una comunidad de pescadores invadida por una productora cinematográfica que irónicamente capitaliza con l…
Poéticas de Emergencia: Ciudad Juárez.
Antes que nada quiero agradecer a Espacios Comunes por la oportunidad de impartir el taller en Ciudad Juárez en especial a Abril Catro, Armida Aponte, Buba Alarcón y Felípe Zúñiga.  Hoja de Ruta nos abrió las puertas de su biblioteca comunitaria para tallerear por cuatro días. Además al final del último día de taller convocó una lectura para la comunidad. Juárez es una ciudad que se parece a Tijuana por las condiciones geopolíticas obvias pero difiere en un montón de cosas. Mucho de el taller fue, por lo menos para mi, encontrar estas diferencias y dentro de las similitudes, poder articular algunas herramientas para la creación de poéticas de emergencia. 





Hoja de Ruta fue una gran sorpresa, Gaby Torres me dijo alguna vez, que dijo Oscar Wilde si mal no recuerdo, que no hay que bajar la cultura a un nivel de entendimiento básico, lo mejor sería, y es exactamente esto lo que pretende este colectivo con su biblioteca comunitaria, subir a la comunidad …